Emergencia hídrica: no pueden garantizar agua para los balnearios en verano

Las nevadas ayudaron en medio de la sequía, sin embargo, la alerta continuará y temen por el panorama en el Limay.
martes, 14 de septiembre de 2021 · 15:42

A una semana de que comience la primavera en la cordillera, continúa la nieve de norte a sur y los cerros están cargados. Todo parece indicar que el panorama cambió con estas salvadoras precipitaciones de fin de invierno, aunque no será suficiente para revertir la emergencia hídrica que castiga a la región desde hace casi 13 años.

Si bien es verdad que la nieve mejora las condiciones para afrontar las distintas necesidades en la primavera y el verano, desde la Autoridad Interjurisdiccional de Cuencas (AIC) consideran que la alerta de agua se mantendrá. “Estamos mucho mejor en el caso del río Neuquén por la cantidad de nieve que se acumuló, pero el panorama en el Limay no cambia”, explicó Elías Sapag, el representante que tiene la provincia en la AIC.

Casi todos los años se declara la emergencia hídrica en la provincia, que afecta a la mayoría de los ríos de la misma.

Asimismo, el funcionario explicó que estas últimas nevadas son clave para las pasturas de la primavera, momento en el que llegarán los primeras animales. En el mismo orden, confirmó que solo se necesita un poco de calor, que está previsto en las próximas semanas, para que comience el deshielo y crezcan los pastos que alimentan a todo el ganado que hay a lo largo de la cordillera.

“El caudal del Neuquén va a estar mejor, pero falta mucho para el Limay, que se alimenta principalmente de la lluvia, por eso la emergencia hídrica sigue”, aseguró Sapag. Además, el funcionario ratificó que el uso del agua a través de los embalses se administrará de acuerdo a las prioridades de la provincia, es decir, para el riego, consumo y las industrias.

Respecto a las condiciones climáticas, expresó que no pueden ver más allá de 15 días y luego “nos guiamos por modelos matemáticos, pero no podemos asegurar si tendremos más lluvias en la primavera o el verano”, aseguró Sapag.

Desde la Autoridad Interjurisdiccional de Cuencas se recomienda cuidar el uso del agua.

Las últimas nevadas ilusionaron a muchos municipios ubicados aguas debajo de las represas, debido a la posibilidad de contar con un buen caudal que permita la recreación en los balnearios, en momentos en que arranque la temporada, es decir, a principios de diciembre.

Sin embargo, desde la AIC mantienen firme la postura de administrar el recurso, solo para las prioridades antes mencionadas. “No podemos pensar en la recreación en este contexto de sequía. Vamos a hacer una evaluación en octubre y allí tomaremos las decisiones correspondientes”, explicó el funcionario.

 

Palabras de un especialista

El meteorólogo, Enzo Campetella, coincide en que las nevadas tardías de septiembre no serán suficientes para alcanzar los niveles que tenían los embalses. “El déficit es muy grande”, afirmó el especialista y citó un informe de su autoría, en el cual explica que “el calentamiento de la parte superior del océano sobre el Pacífico suroccidental” contribuirá a la “megasequía del centro de Chile y Argentina”.

En referencia a la emergencia hídrica, el profesor de la Universidad de Chile, René Garreaud, citado en ese informe, explica que “la variabilidad natural puede aliviar la sequía en la próxima década, pero la parte antropogénica seguirá con nosotros, así que no vamos a volver a la 'antigua normalidad”.

Otras Noticias