Milagro en Centenario: salvó la vida de su abuela y todo fue emoción

La joven utilizó la maniobra de Heimlich.
miércoles, 17 de febrero de 2021 · 13:09

El barrio Vista Hermosa de Centenario fue el contexto de un heroico acto: una nieta logró salvar la vida de su abuela que se había atragantado ingiriendo un pelón. Luego de momentos de pánico, llegó la emoción al realizar el procedimiento correctamente.

La mujer de Centenario, que posee 88 años, al comer la fruta, quedó sin poder respirar y su nieta, lejos de asustarse, aplicó la maniobra de Heimlich, una serie de compresiones abdominales que se aplican bajo el diafragma en este tipo de casos. Se trata del único método para poder propiciar el despeje de las vías respiratorias bloqueadas.

Enseguida, la familiar actuante, al ver que ya había podido solucionar la crisis que transitaba su familiar, avisó inmediatamente al personal de Bomberos y al nosocomio de la ciudad neuquina, llamado Natalio Burd. Todos los uniformados acudieron enseguida ante la alerta y lograron estabilizar a la octogenaria que estaba shockeada por el suceso.

Lo cierto es que, luego de normalizarla, la revisaron por completo para cerciorarse de su estado sanitario. En Centenario, en los últimos meses, se ha aplicado esta práctica de emergencia por parte de los bomberos de Centenario varias veces, logrando salvar a víctimas de atragantamiento, librándolos de consecuencias fatales. 

De acuerdo a lo que publica el portal Centenario Digital, en la mayoría de las situaciones informadas, fueron niños los afectados por estos acontecimientos. Por fortuna, luego de este hecho, todo fue algarabía en la vecindad del distrito sito enfrente de la ciudad rionegrina de Cinco Saltos.

Como efectuar la maniobra. Si bien siempre se debe consultar al médico, en una  urgencia se debe rodear con las manos la cintura de la persona afectada y colocar un puño apretado arriba del ombligo y por debajo de de la caja torácica, sujetando el puño con la otra extremidad.  Luego se debe tirar del puño apretado hacia atrás con un maniobra directa y hacia arriba, de seis a 10 veces rápidamente bajo la caja torácica, hasta que haya alivio.

Otras Noticias