Editorial Minuto Neuquén

Hacia el 2023, asoma un gran protagonista en el MPN

Una política nueva se encarna en la figura de Marcos Koopmann, que asegura la continuidad para el MPN.
jueves, 2 de diciembre de 2021 · 10:54

La historia del Movimiento Popular Neuquino (MPN) muestra la solidez del partido, al que nunca le fue esquivo el poder, una sólida hegemonía que se construyó con la familia Sapag y que renueva constantemente sus dirigentes, con el legado intacto de defender la neuquinidad como norte.

Si bien lograr el manejo de la capital le fue esquivo al oficialismo durante dos décadas, Mariano Gaido, en septiembre de 2019, logró la hazaña: destronar al sector de Pechi Quiroga, quien fue marca registrada en la ciudad y así se logró la tan ansiada homogeneidad en la administración. Pero, con miras al 2023, una nueva travesía se presenta para el MPN: asegurar la continuidad.

Omar Gutiérrez fue reelecto como gobernador junto a Marcos Koopmann, en marzo del año 2019.

El resultado de las elecciones legislativas, si bien fue un shock para el sector Azul del MPN, generó un proceso interno de empoderamiento muy interesante.

Allí, con el apoyo del exgobernador Sapag y la aprobación del actual mandatario Omar Gutiérrez, se empieza a consolidar un armado en el que Marcos Koopmann es “el elegido”, es decir, el candidato ideal para la gobernación, aunque todavía no lo admita públicamente.

Además, la exitosa gestión como baluarte que representa Gaido, quien ya confirmó sus deseos de continuar en la ciudad, consolida la apuesta de ir por una renovación de generaciones, con políticos jóvenes, pero con una experiencia demostrada empíricamente.


Marcos Koopmann, la gran esperanza

Es interesante observar la relevancia que el vicegobernador provincial ha tomado en las últimas semanas: visitas a localidades, encuentros con intendentes, militantes e implementación de actividades y acciones diversas reflejan que ya se ha lanzado a la aventura de subir su perfil: a Koopmann solo le queda que el electorado lo conozca un poco más.

En el 2008 ingresó al BPN como director titular y en 2010 fue nombrado vicepresidente de la institución. Un año después fue designado como presidente del directorio del banco, cargo que ocupó hasta el 2019.


El actual presidente de la Legislatura quiere emular el estilo de política que Felipe Sapag y otros líderes históricos lograron aplicar exitosamente en el MPN: Koopmann busca ser el candidato "que escucha" a la gente, aquel que logrará atender todas las necesidades que la comunidad le plantee.

Ya quedó demostrado que tiene el talento, que forjó la experiencia y demostró la lealtad: solo le falta avanzar en la estrategia de sumar aún más voluntades de cara a las internas, proceso que siempre el partido oficialista fomentó como un mecanismo transparente y constructivo. 

Tras la victoria de las PASO y las generales, el MPN se mostró unido, pese a las diferencias del pasado. 

Del otro lado, lo esperará seguramente Rolando Figueroa, alguien quien tiene el sueño de escalar hacia el máximo puesto desde los tiempos en que era vicemandatario y en los que causó un verdadero revuelo político. Su figura siempre tuvo aval de la mano del Movimiento de Acción Política (MAPO), una línea interna que se conformó en los 80 en el histórico espacio.

De cara al futuro y con sus aspiraciones como principal motivación, lejos parece estar de conformarse con su lugar en el Congreso, pues su mirada esta puesta en el 2023, pero ya sabe que tiene un escollo: ya se lanzó a la conquista de una victoria con tintes azules, su rival, Marcos Koopmann.

-Por Lic. Elizabeth Andrea Potenzoni para Minuto Neuquén

Otras Noticias