El Gobierno prepara su lanzamiento por decreto: a cuánto pasará el piso de Impuesto a las Ganancias

Se trata de una de las primeras medidas que promete la gestión en un combo de anuncios para mejorar la economía de los ciudadanos.
martes, 21 de septiembre de 2021 · 11:54

Este martes, fuentes oficiales del Gobierno afirmaron que, en las próximas horas y por medio de un decreto presidencial, subirá el mínimo no imponible del Impuesto a las Ganancias que deduce la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP).

De esta manera, se prevé que el tributo que se aplica a todas las ganancias obtenidas en un año fiscal aumente de 150.000 pesos a 175.000 pesos de base.

En consecuencia, bajo la reforma que se publicará próximamente en el Boletín Oficial, la AFIP deberá reglamentar la nueva instrumentación del Gobierno y se prevé que, los cambios tengan un efecto retroactivo a principios de año, dado que el Impuesto a las Ganancias es un tributo anual, aunque se esperan los detalles de la resolución para confirmar desde cuándo se materializarán los cambios.

Es obligatorio reportar en la AFIP el total de ingresos, gastos, deducciones admitidas y retenciones sufridas en caso de recibir, hasta ahora, más de 150.000 pesos.

 

Qué pasó con el anuncio del Presidente

El presidente de la Nación, Alberto Fernández, tenía preparado para el próximo jueves el anuncio de la variación que adjudica la AFIP. Sin embargo, ante la crisis en el Gabinete y el cambio de cinco ministros, la agenda del mandatario muta día a día y se prevé que la modificación sea mediante el Boletín Oficial en vez de un acto comunicativo como se tenía planeado.

Entre los detalles de la reforma que impondrá el Presidente, es necesario destacar que no se modificará la cantidad de personas afectadas por el Impuesto a las Ganancias, ya que la implementación acompaña las paritarias.

Aunque la medida parezca un manotazo de ahogado, tras la derrota del Frente de Todos en las elecciones, el Congreso discutía la deducción de la mano del proyecto del diputado nacional, Marcelo Casaretto.

“La dinámica del proceso inflacionario que llevó a reabrir las paritarias salariales para recomponer los valores nominales de las remuneraciones, seguramente provocará que algunos asalariados que por la citada ley quedaban fuera del impuesto, pasen a tributar”, se había adelantado desde el Congreso. No obstante, con esta medida habrá un equivalente entre aumento de sueldos y piso tributario que dejará en el mismo margen a la cantidad de contribuyentes.

En consecuencia, el tributo que ya había sido elevado en abril a 150.000 pesos brutos mensuales, en el caso de los asalariados, y a 8 haberes mínimos, para el caso de los jubilados, que lo posiciona en 207 mil pesos, traerá un nuevo aumento en su piso bajo el objetivo de aliviar a los contribuyentes, así como estimular el consumo interno.

Otras Noticias