“Las Malvinas son un territorio británico”: Beatriz Sarlo comparó las islas con el sur de Escocia

La ensayista argentina aseguró no tener problema con ser una “vendepatria”.
miércoles, 4 de agosto de 2021 · 11:54

Beatriz Sarlo se sumó a las definiciones en contra de la soberanía nacional sobre las Islas Malvinas, una idea que reflotó la precandidata a diputada nacional de Juntos por el Cambio por la Ciudad de Buenos Aires, Sabrina Ajmechet.

En su caso, la escritora se basó en la historia de cómo Gran Bretaña se adueñó del territorio en disputa que Argentina reclama ante la Organizaciones de las Naciones Unidas y que forma parte de la Constitución Nacional.

La precandidata Sabrina Ajmechet, amadrinada por Patricia Bullrich, tuvo que disculparse por su reivindicación, años atrás, del colonialismo inglés.

“Cuando la gente dice ‘las Malvinas son argentinas’ no se sientan ni un minuto a pensar, si son argentinas, si no son argentinas, ni qué son las Malvinas. Galtieri mandó militares a Malvinas y eso fue un acto nacional psicótico”, indicó Sarlo en una entrevista en La Nación+.

Asimismo, le consultó al conductor el programa si había ido a las islas y, ante su respuesta negativa, la ensayista sostuvo que ella sí, por lo que le describió su vivencia: Es un territorio británico que es lo más parecido al sur de Escocia. No hay habitante de ese lugar que no viva la llegada de militares como una invasión”.

 

La fundamentación de Sarlo

Según la visión de la escritora, para los que reclaman la soberanía sobre dicho territorio argumentan que son argentinas “cuando la Argentina aún no se llamaba Argentina”.

“Reivindicando tierras que, aparentemente, fueron de la Argentina en la década del 30 del siglo XIX. Cuando aún no estaba unificada como país. Cuando aún no tenía Constitución. Todavía hoy se agita eso cada vez que se quiere hacer cierta propaganda nacional”, objetó.

Por último, ante la repregunta del periodista Paulino Rodríguez para avisarle que sus definiciones le traerían críticas, Sarlo respondió: “Ya saben que yo soy una vendepatria. Me importa muy poco la polémica que se genere con un promalvinero. Lo mandaría a vivir seis meses a las Malvinas y trabajar ahí”.