Con un plan para evitar el aislamiento y todos los PCR negativos, Boca Juniors se retiró de Ezeiza

En principio, la delegación xeneize deberá cumplir una cuarentena de siete días, por romper la burbuja sanitaria tras el partido de ayer.
miércoles, 21 de julio de 2021 · 19:36

Alrededor de las 18:30, llegó la delegación de Boca Juniors en un vuelo chárter al aeropuerto de Ezeiza en Buenos Aires, procedente de Belo Horizonte, Brasil. Los jugadores, dirigentes y miembros del cuerpo técnico fueron sometidos a pruebas PCR y todos salieron negativos.

De acuerdo al Ministerio de Salud, la comitiva completa del club porteño debe aislarse siete días, lo cual inhabilitaría al plantel a disputar los partidos correspondientes al campeonato local contra Banfield y San Lorenzo, los cuales están programados a disputarse el sábado y el martes, respectivamente.

En estos momentos, el plantel de Boca ya se encuentra rumbo al hotel donde realizarán la cuarentena y desde la dirigencia ya plantean una estrategia para evitar realizar este aislamiento y poder contar con todos sus jugadores para sus próximos compromisos.

En Casa Amarilla, aseguran tener una carta firmada tanto por el cónsul de Argentina en Belo Horizonte, Santiago Muñoz, y por autoridades de la Conmebol, en la que queda expresado que el plantel no rompió la burbuja sanitaria. Este comunicado sería presentado al Ministerio de Salud.

Sin embargo, a la espera de la emisión de esta apelación, la dirigencia xeneize aseguró que los 24 jugadores se aislarán en el hotel Intercontinental, ubicado en el centro de la Ciudad de Buenos Aires, y de esta manera cumplirían con el protocolo sanitario impuesto por el Gobierno nacional.

 

Multas a dos jugadores en Brasil

Norberto Briasco fue uno de los cinco miembros de la comitiva xeneize que evitaron ser multados por la policía brasileña.

Después de los incidentes protagonizados con las fuerzas de seguridad de Belo Horizonte en la zona mixta del estadio Mineirao, la policía local multó con la suma de 3.000 reales (1.200 dólares, alrededor de 115.600 pesos al cambio oficial) a los jugadores Cristian Pavón y Sebastián Villa.

En primera instancia, siete miembros de la comitiva iban a ser castigados por las autoridades del país vecino. Sin embargo, al transcurrir las horas, esta cifra bajó a cinco, luego a tres y después de una intervención del embajador argentino en Brasil, Daniel Scioli, a solo dos.