Argentina volvió a apoyarse en el principio de “no intervención” por los hechos en Cuba

Los homólogos latinoamericanos al presidente de la Nación expresaron su descontento ante los hechos.
miércoles, 14 de julio de 2021 · 09:12

El presidente, Alberto Fernández, declaró en una entrevista radial sobre las manifestaciones del domingo en Cuba, y sostuvo que las problemáticas son cuestiones que se deben resolver internamente y declaró: “No conozco exactamente la dimensión del problema en Cuba. No es Argentina ni ningún país del mundo el que tiene que decir qué se debe hacer”.

Además, agregó que él había pedido en la reunión del G20 que se finalice con la intervención económica externa y se eliminen los bloqueos en el país liderado por Miguel Díaz Canel, en relación con las problemáticas internas con Estados Unidos.

En consecuencia, recalcó: “Terminemos con los bloqueos. Los pueblos deben resolver la manera en la cual quieren vivir, si tenemos que favorecer la paz de los mismos. No hay nada más inhumano en una pandemia que un bloqueo”, recalcó el mandatario.

“Esas cosas las tienen que resolver los pueblos”, concluyó Fernández y tomó la misma postura con las manifestaciones en Cuba que con las pasadas problemáticas en Nicaragua y Venezuela.

Las manifestaciones fueron multitudinarias.

 

Qué pasó en Cuba y cómo reaccionaron los dirigentes latinoamericanos

Durante la mañana del domingo, miles de ciudadanos comenzaron una movilización inédita contra el gobierno de Díaz Canel, al grito de traer una solución a la grave crisis sanitaria en el país junto con la escasez de alimentos y medicinas, según denunciaron los protestantes.

Sin embargo, el Gobierno de Cuba llamó a sus seguidores a salir a las calles y desestimar el pedido de las manifestaciones, así como denunciaron que los norteamericanos estaban detrás de la protesta e intentaron resaltar que serían los “revolucionarios” en las calles quienes “quieren presentar una imagen de caos total” y acusaron a “la mafia cubano americana” de estar detrás del levantamiento.

Cabe destacar que los presidentes de Brasil, Uruguay y Chile condenaron la represión en la que se habían denunciado 62 desaparecidos y 70 presos en Cuba, así como el corte de Internet desde el Gobierno para evitar que las manifestaciones se repliquen en las redes sociales y en las calles fueron consideradas como un golpe directo a las libertades.

“No hay justificación para impulsar medidas que intenten acallar a los ciudadanos”, inició el presidente chileno, Sebastián Piñera. Asimismo, lo siguió el mandatario uruguayo, Luis Lacalle Pou, y resaltó: “Cuba es una dictadura que obviamente no respeta los derechos humanos”. Finalmente, Jair Bolsonaro desde Brasil apuntó: “Fueron a pedir libertad y recibieron balas de goma, golpes y prisión”.

Otras Noticias