Qué es el proyecto Monotributo Inclusivo que debatirá el Congreso

El Monotributo Inclusivo fue propuesto por el oficialismo bajo la premisa de disminuir la informalidad.
jueves, 21 de octubre de 2021 · 13:56

La semana que viene será en movimiento para el Congreso, ya que continúa la generación de estrategias para resolver uno de los mayores problemas del país: la informalidad laboral. Con esto en el foco de análisis, se debatirá el proyecto nuevo: Monotributo Inclusivo.

El Monotributo Inclusivo dependerá de la AFIP.

La normativa busca incentivar la registración de los trabajadores en el ámbito formal y, a su vez, aumentar la registración, por lo que el Monotributo Inclusivo permitirá hacerla de manera más sencilla y económica.

En pocas palabras, el Monotributo Inclusivo “buscará crear un puente de inclusión al régimen simplificado para pequeños contribuyentes”, resaltó el oficialismo al presentar el proyecto en el Congreso bajo la premisa de ser una nueva instancia de registración en el sistema tributario.

El objetivo es llegar a los trabajadores informales.

 

Los detalles del proyecto de ley

Una de las distinciones del programa es que habrá una transición de cuatro años para pasar de categoría y en esa etapa se verán significativamente reducidos los montos que el tributario debe pagar. Está específicamente dirigido a personas que desarrollan su actividad económica en la economía popular.

Sin embargo, en caso de aprobarse el Monotributo Inclusivo, se verá afectado en la normativa actual, ya que, aquellos trabajadores que se registren en las categorías A, B y C del monotributo tendrán una batería de beneficios.

En primer lugar, estarán eximidos de pagar el tramo impositivo, además no realizarán el aporte a la obra social, ya que de eso se haría cargo la misma cobertura de los programas nacionales del Ministerio de Salud de la Nación. Finalmente, después de dos años, recién pagarán el 50 % de los aportes previsionales.

En consecuencia, durante los dos primeros años no se abonarán contribuciones y recién en el tercero y cuarto año se abonará una parte de lo que corresponde en el régimen simplificado.

Habrá beneficios para las categorías más altas.

Mientras, las categorías más altas, como la D en adelante, estarán eximidos del impuesto durante los primeros dos años, al igual que los beneficiarios A, B y C, para comenzar a pagar en el tercero y cuarto año el 50 % y las categorías superiores a la D, el 75 %.

Además, esta categoría tampoco deberá abonar el aporte de la obra social, porque estará cubierto por la salud pública y estará eximido del componente previsional el primer año. Aunque deberán realizar un pago escalonado desde el segundo, donde abonarán el 25 %, el tercer año el 50 % y el cuarto año el 75 %.

Finalmente, el proyecto de Monotributo Inclusivo resalta que todas las personas podrán inscribirse en esta propuesta, puesto que tiene la característica de universal.

Asimismo, privilegiará a quienes actualmente desarrollan alguna actividad económica, pero no están registrados y así pasarán a ser personas inscriptas en el ámbito formal con los beneficios que esto conlleva, como obra social y aportes jubilatorios.

Otras Noticias