Reino Unido anuló la restricciones para el uso de bloqueadores de pubertad

Un tribunal de justicia decidió consentir los medicamentos para niños con disforia de género.
viernes, 17 de septiembre de 2021 · 16:09

Un fallo histórico revoluciona al Reino Unido: el Máximo Tribunal de Apelaciones de Inglaterra invalidó hoy todas las restricciones de uso que pesaban sobre los medicamentos bloqueadores de pubertad, recetados a niñas, niños y adolescentes con disforia de género que deciden iniciar un proceso de transición.

La Fundación Tavistock y Portman, que brinda asesoría legal y médica de forma gratuita a las familias del reino británico que tienen menores con disforia de género, inició a principios de año un proceso legal para apelar la decisión del Tribunal Supremo de Londres de impedir el uso de bloqueadores de pubertad para menores de edad.

Esta organización trabaja de la mano del Servicio Nacional de Salud del Reino Unido. 

Y es que, según la sentencia, dictada en junio del 2020, “los menores de edad no están en facultad de consentir el uso de bloqueadores de pubertad, dado que desconocen las consecuencias y los riesgos que una transición temprana podría acarrear a largo plazo”.

Para el citado tribunal, era “muy poco probable” que los jóvenes dieran su consentimiento para el tratamiento de bloqueo hormonal por considerarlos “inmaduros y precoces” para decidir sobre su cuerpo o su identidad de género, aún cuando este largo proceso para la reasignación de género viene de la mano de la asesoría médica y psicológica necesaria para garantizar la salud y el bienestar de los menores. 

La apelación se presentó el pasado mes de junio y la Corte demoró dos meses en revisar todos los alegatos para su aprobación definitiva. 

 

El fallo de hoy 

Luego de evaluar los alegatos jurídicos y médicos de la Fundación Tavistock y Portman, la Corte de Apelaciones del Reino Unido resolvió que permitir el uso de los medicamentos bloqueadores de pubertad en los menores de 16 años, por considerar que el fallo anterior “era inapropiado y discriminatorio, además de que privaba de tratamiento médico a una comunidad en específico”.

Los  tres jueces de la Corte Nacional concluyeron que “los únicos que tienen el juicio facultativo para decir si un menor de edad es apto o no para recibir un tratamiento de bloqueo hormonal son los médicos especialistas y que ningún Tribunal está en capacidad de emitir juicios más allá de los legales”. 

La comunidad LGBTI de Reino Unido celebró la decisión de la corte. 

También dictaminó que la pasada sentencia no solo limitaba la capacidad de raciocinio y entendimiento de los menores, sino que además, desplazaba también la autoridad de los padres sobre sus representados.

Finalmente, el organismo de justicia del Reino Unido realizó una serie de recomendaciones a la comunidad médica para garantizar el bienestar de los pacientes y los padres. Se exhortó a los doctores explicar de forma clara y precisa en qué consiste el tratamiento, los riesgos y consecuencias que este podría provocar en el organismo, el tiempo de duración del mismo y los peligros de no seguir al pie de la letra cada una de las indicaciones.  

 

Se realizaron cientos de manifestaciones en Inglaterra en apoyo a los niños y niñas trans del país.