“No queremos comunismo en Perú”: Lima se moviliza a favor de Keiko Fujimori

Peruanos afirman que el candidato de izquierda perjudicará la economía del país.
domingo, 30 de mayo de 2021 · 10:00

A solo siete días para que se lleven a cabo las elecciones presidenciales en Perú, miles de peruanos se concentraron en el casco histórico de Lima para mostrar su respaldo a la candidatura de la líder conservadora de la derecha peruana, Keiko Fujimori, quien irá a segunda vuelta electoral contra el aspirante independiente por el partido de izquierda Perú Libre, Pedro Castillo, el próximo domingo 6 de junio.

Entre banderas blancas y rojas (por los colores del estandarte de Perú) y las naranjas y negras, que representan el Partido Fuerza Popular (de los fujimoristas), los manifestantes marcharon por toda la avenida Abancay hasta llegar a la emblemática Plaza San Martín (en pleno centro de la capital peruana), donde reiteraron su apoyo a la hija del expresidente Alberto Fujimori y rechazaron la candidatura del líder de izquierda, quien obtuvo la mayoría de los votos en la primera vuelta electoral

Manifestantes acudieron a la movilización con el tapabocas obligatorio.

Los simpatizantes de Fuerza Popular aseguran que un Gobierno de izquierda no solo dividirá aún más al país ya polarizado por la política, sino que además, podría desestabilizar la estable economía peruana que recibió una fuerte embestida en los últimos meses tras la llegada de la pandemia del coronavirus.

No queremos un comunismo en el Perú, no podemos aceptar que la horrible historia de países como Cuba, Venezuela y Argentina se repitan en nuestro país”, aseveró una de las miles de manifestantes que asistieron a la concentración del sábado. La mayoría culpabiliza a los Gobiernos de izquierda de las crisis económicas desatadas en estas naciones. 

La marcha del sábado fue permitida por las autoridades locales. 

Dos opiniones bajo una misma bandera

La marcha de este sábado en la nación andina se realizó justo una semana después de la multitudinaria movilización pro Castillo, que reunió a otros miles de peruanos que critican el legado fujimorista y rechazan las pretensiones de Keiko de gobernar al Perú. La izquierda peruana repudia la idea de que la hija de un expresidente condenado por corrupción y crímenes de lesa humanidad lidere las riendas de un país históricamente saqueado por los gobernantes y donde actualmente reina la inestabilidad política. 

Lo cierto es que el próximo 6 de junio, el futuro del país se definirá en las urnas electorales y serán más de 25 millones de peruanos los responsables de elegir al próximo dirigente del país para los siguientes cinco años. La participación electoral en Perú, además de ser un derecho, es una obligación constitucional, no participar en los comicios acarrea multas económicas.