Última hora

Un sueño hecho realidad: la NASA sobrevuela Marte por primera vez en la historia

El Ingenuity se convierte en el primer dron en volar en otro planeta.

Imagen ilustrativa del dron de la NASA sobrevolando Marte. Fuente: (Twitter)
MUNDO

Entre gritos, aplausos y una evidente alegría colectiva, los científicos de la Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio (NASA) de los Estados Unidos celebraron el exitoso sobrevuelo de la aeronave espacial Ingenuity sobre la superficie de Marte, un hecho histórico que marcará un antes y un después en la vida de la humanidad.

Fuente: (RTVE Noticias)

Durante la mañana del lunes, el helicóptero tipo dron de la NASA se alzó por los cielos de Marte logrando una altura de tres metros sobre el nivel del suelo y por primera vez en la historia sobrevoló 40 segundos por el fino aire marciano que, según los expertos, resulta ser menos denso que el de la Tierra en un 99%. De esta manera, se convierte en el primer artefacto terrestre en volar sobre la superficie de otro planeta. 

El histórico acontecimiento, calificado por la agencia espacial estadounidense como el mayor logro para la humanidad, se ejecutó gracias al Mars Helicopter Ingenuity (su nombre en inglés), la última hazaña tecnológica de la NASA, que pesa menos de dos kilos, pero cuenta con unas poderosas hélices de un 1,2 metros de largo que le permiten alcanzar una altitud de entre 3 y 10 metros sobre el piso rojo de Marte y su sofisticado motor le da una amplitud giratoria de hasta 2.400 revoluciones por minuto. 

Además, el potente helicóptero fue dotado de un novedoso equipo de primera gama en materia de audio y video: cuenta con 2 cámaras de definición 4K y 2 micrófonos de alto espectro. El Ingenuity fue diseñado para que alcance una distancia de hasta 300 metros de recorrido durante sus próximos viajes por la superficie, que se prevén para dentro de unos meses y se estima que en total realice unos 5, antes de agotar su tiempo de vida útil. 

La misión del Ingenuity de la NASA

El vuelo de hoy solo fue un ensayo para probar la capacidad del mini dron robótico de la NASA y allanar el camino para su próxima misión, la más importante de todas: trazar el recorrido terrestre por el cual el Rover Perseverance avanzará en los próximos meses rumbo a la cuenca marciana donde extraerán las muestras de la superficie. Es decir, la nave autónoma definirá el itinerario de recorrido de la agencia espacial estadounidense por Marte.