DE INCÓGNITO

Lo conoció en el supermercado: Karina Mazzocco y Omar El Bacha viven una intensa historia de amor

Karina Mazzoco abrió su corazón y reveló que la forma de acercamiento fue lo que la sedujo.
jueves, 2 de diciembre de 2021 · 14:00

Parece mentira pensar que una mujer como Karina Mazzocco, acostumbrada a los brillos y al glamour, conquistara a su pareja en el supermercado, completamente camuflada, en tiempos en que ella trabajaba mucho y estaba ante una gran exposición.

Lo cierto es que la exconductora de “Transformaciones” siempre cuenta que su relación de pareja con Omar El Bacha se dio en momentos en que ella estaba en pleno divorcio y que buscaba afanosamente pasar desapercibida. Pero aun así, Karina Mazzocco no pudo resistirse a la invitación de Omar, ese hombre al que vio por primera vez entre góndolas.

Ambos deslumbran en los eventos por su elegancia y aseguran que la pasión sigue intacta. 

Para Karina Mazzocco una de las cosas más favorables de la relación fue la forma en que Omar le habló. “Él me encaró, cosa difícil que suceda. No sé qué fantasía tendrán porque somos minas normales, pero no cualquier hombre se anima”, enfatizó.

De este modo, la historia que ya tiene 17 años y que une a la conductora de “A la tarde” con aquel hombre decidido, comenzó en el sector de frutas y verduras con una enfática negativa de ella a darle el teléfono

Además de que ambos son aficionados al deporte y a la actividad física, Karina asegura que la pasan muy bien juntos. 

Omar se tomó el trabajo de enviarle algunos románticos regalos por varias semanas hasta que logró una primera cita. De aquella unión con Karina ya llevan casi dos décadas y tiene un hijo, Malek, un adolescente al que adoran.

Me siguió con el auto, vio dónde vivía y me empezó a mandar flores y chocolates a casa. Yo le agradecía todo, pero me hacía la linda.

Karina manifestó que cuando tuvo a su hijo le costó aceptar que ya no generaba dinero y que no producía. "Era un mambo mío".

 

Las crisis reales de Karina Mazzocco

Dice el refrán “si la envidia fuera tiña, cuantos tiñosos abría”. Y tal vez, por eso, se tejieron en los medios algunos comentarios malintencionados sobre algunas crisis de pareja. Al respecto, Karina sostiene que pudo haber pasado en 2018 cuando, en la mudanza, usaron dos fletes para las cosas que llevaban a su nueva residencia y los que iban a regalar.

Aun así admite que ella tuvo una crisis personal cuando nació Malek. Al dejar de trabajar al ritmo habitual, asegura que repercutió en su estado de ánimo, ya que se sentía un tanto “perdida, insatisfecha y no entendía muy bien cómo iba a lograr reinsertarme laboralmente”.